Inicio

Ubicada en las estribaciones de la Cordillera Central en la República Dominicana, a tan solo 22 kilómetros de la ciudad capital de Santo Domingo, la Hacienda Mirasoles alberga un proyecto innovador llamado “Gets My Goat” (Me Encabrona) que está marcando una diferencia con jóvenes marginados.

La finca tiene una casa abierta cada fin de semana (y algunas veces entre semana) y en días festivos. Es el lugar perfecto para venir solo, con sus hijos y familia, o con amigos.

Este sitio web le informará sobre quiénes somos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Esperamos que esto lo anime a conocernos más y a que venga a visitarnos, ya sea en la finca donde puede ver todo de primera mano por sí mismo; o en la ciudad, en nuestro Café y tienda, donde podrá conocer al menos de lo que se trata.

Nombre de nuestros proyectos

Si alguien “gets your goat” (literalmente te “toma la cabra”), te saca de tus casillas. El origen de la expresión no es tan conocido, pero se usa en inglés en ambos lados del Atlántico, al menos desde principios de 1900s.

Una historia que se repite con frecuencia sobre el origen de la expresión es que las cabras eran colocadas con caballos de carreras para mantenerlos tranquilos. Cuando personas malintencionadas querían que el caballo corriera mal, se los quitaban, es decir, ‘toman la cabra de alguien’, el caballo se inquietaba y corría mal.

Lo que sí sabemos con certeza es que las cabras te hacen sentir bien y te hacen reír a carcajadas. Son curiosos, cómicos y entrañables. Te desarman y te hacen olvidar todas tus preocupaciones.

También, las cabras pueden enseñarnos mucho sobre cómo convivir juntos.

Por ejemplo:

  • Las cabras jóvenes, a diferencia de muchos de nosotros, todavía muestran una pequeña deferencia hacia las cabras más mayores.
  • Una madre puede aceptar un niño huérfano y criar como si fuera uno de los suyos.
  • Un macho adulto hace su propio “perfume” para atraer a la dama.

Estas son solo algunas de las cosas que aprenderás de nuestras cabras en la granja.

Esperamos darte la bienvenida en nuestra finca  o en el Café que tenemos en la cuidad. Incluso si alguien o algo “Te toma la Cabra” o te tiene encabronado, sabemos que nos dejarás sintiéndote tranquilo o tranquila y con una sonrisa en el rostro.